¿HAS PERDIDO TUS DETALLES?

22 de marzo: Día Internacional del Agua

por / Jueves, 22 marzo 2018 / Publicado enNovedades

El 71% del planeta es agua. El 65% de nuestro cuerpo es agua. Usamos este recurso para hidratarnos, lavar, cocinar, jugar y muchas otras acciones. Pero que el agua sea algo tan común en nuestra vida cotidiana, no significa que hablemos de ella lo suficiente. Esta palabra sintetiza muchos sentidos que habitualmente damos por sentado o pasamos por alto. Por eso, aprovechamos esta efeméride para desandar el camino del agua.

Primero, vamos con un poquito de historia. El Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo como un medio para llamar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de ella en tanto recurso.
La creación de un día internacional dedicado al agua fue recomendado durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 en Río de Janeiro. La Asamblea General de las Naciones Unidas respondió a esta recomendación designando el 22 de marzo de 1993 como el primer Día Mundial del Agua.
Cada Año, la ONU elige un lema diferente para la celebración y el del 2018 es “La Naturaleza del Agua”.

La contaminación del agua es una de las causas de las crisis asociadas a los recursos hídricos. Mundialmente, más del 80% de las aguas residuales que generamos vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada. Eso no solamente perjudica al área contaminada específicamente, sino que se extiende tanto a los ecosistemas acuáticos como terrestres, que están conectados.
Asimismo, la degradación del suelo y de la cubierta vegetal -es decir, la pérdida de bosques por diversos motivos- agravan las inundaciones, las sequías, perjudican la pureza del agua y afectan el caudal de los ríos.
El agua y el saneamiento son inseparables y mantener la calidad de la primera es imprescindible para la salud. Actualmente, 1800 millones de personas usan una fuente de agua contaminada por materia fecal, lo que las pone en riesgo de contraer cólera, disentería, tifus o la polio.

Además de estar informados acerca de las consecuencias ambientales, es imprescindible conocer nuestros derechos para cuidar que ellos se cumplan y para poder proyectar nuestras oportunidades. La ONU reconoce al agua y al saneamiento como un derecho de todos los seres humanos. Este derecho incluye el acceso a una cantidad de agua suficiente para el uso doméstico y personal ( 50-100 lts. de agua por persona por día); exige que sea segura, aceptable y asequible (costo inferior a 3% de los ingresos del hogar) y que sea accesible físicamente (fuente a menos de 1.000 metros del hogar. recolección inferior a 30 min).

Las estadísticas y porcentajes son alarmantes, pero deben servir para tomar conciencia de la situación actual y comenzar a construir un presente más sostenible. Las oportunidades de explotar las aguas residuales como un recurso son enormes. El agua tratada de una forma segura es una fuente sostenible y asequible que también provee energía y nutrientes.
También vos podés hacer tu parte en la vida cotidiana: cerrar la canilla mientras te cepillás los dientes o lavás los platos, reducir el tiempo que utilizás para ducharte, controlar que las canillas de tu casa o trabajo cierren correctamente y transmitir esta información a hijos, amigos y familiares son todas formas de fomentar el cambio.
Hoy celebramos un recurso esencial para la vida. Cuidalo, cuidá tu vida y la de todos los seres vivos que habitan el planeta Tierra.

Deja un comentario

Debes seridentificado introducir un comentario.

SUBIR